Estatura y nivel de vida en Extremadura, siglos XIX y XX

TÍTULO DEL PROYECTO: Estatura y nivel de vida en Extremadura, siglos XIX y XX

Fig-3-Diagram-Showing-Relative-Stature-from-1-to-22-Year

ENTIDAD FINANCIADORA: JUNTA DE EXTREMADURA

CONVOCATORIA: APOYO PARA LA REALIZACIÓN DE PROYECTOS DE PROMOCIÓN GENERAL DEL CONOCIMIENTO Y DE I+D ORIENTADA Y APLICADA EN LAS ÁREAS CIENTÍFICOTECNOLÓGICAS Y HUMANÍSTICAS (Decreto 114/2010 , de 14 de mayo, Título III, Capítulo III )

EXPEDIENTE: IB10029

INVESTIGADOR RESPONSABLE: Antonio Miguel Linares Luján

BREVE DESCRIPCIÓN:

El principal objetivo de este proyecto es reconstruir un índice sintético del nivel de vida de la población extremeña a través de los datos de estatura que ofrecen, para los mozos comprendidos entre los 19 y los 21 años de edad, las denominadas actas de reclutamiento, elaboradas ocasionalmente en España desde las últimas décadas del siglo XVIII y, de manera regular y obligatoria, a partir de 1857. La elección de la talla de los reclutas como indicador del bienestar está apoyada en la moderna teoría biomédica del crecimiento humano y ha sido ampliamente contrastada por la historiografía económica internacional desde la década de 1980. Según la investigación biomédica, la talla final de los individuos, alcanzada en torno a los 21 años de edad, refleja el impacto acumulativo del estado nutricional neto: es decir, el alimento consumido durante los años de crecimiento, menos el desgaste producido por la enfermedad y el esfuerzo físico. Desde esta perspectiva, tanto para la Economía en general como para la Historia Económica en particular, la altura presenta importantes ventajas respecto a otras medidas del nivel de vida, como la renta per cápita, los salarios reales o el consumo. La más importante es su naturaleza sintética: además de la nutrición, la enfermedad, el desgaste físico y la genética, la talla física depende, entre otros factores, de la renta, la distribución del ingreso, el precio de los alimentos, la tecnología disponible, la organización del trabajo, la urbanización, la densidad de población, la higiene, la salubridad, la sanidad pública, el comercio de productos alimenticios, la guerra y el clima. Es, además, un indicador fácil de construir e interpretar, cuenta con abundante información a lo largo del tiempo, mide resultados y no inputs, permite estudiar la experiencia de diferentes grupos socioeconómicos y es perfectamente comparable a escala internacional. También es cierto que la estatura es tanto mejor indicador cuanto más atrasada es la sociedad objeto de estudio dado que no puede seguir aumentando más allá del “máximo potencial biológico”. Es por esto por lo que el enfoque antropométrico ha calado fundamentalmente entre los especialistas de Historia Económica dando lugar a la denominada Historia Antropométrica. La intención del presente proyecto es seguir la senda trazada en España por esta nueva y fructífera línea de investigación, desarrollando en Extremadura la misma metodología ya aplicada en otros territorios como el Levante, Baleares, Andalucía, Canarias, Castilla y León, Cataluña y Madrid. Los resultados del proyecto no sólo servirán para avanzar en los conocimientos propios del área de Historia Económica, sino que tendrán especial relevancia para la Economía de la Salud y del Bienestar, la Antropología Física, la Biología Humana, la Epidemiología y la Bromatología.

Abstract

The main aim of this project is to reconstruct a synthetic index of living standard of Extremadura’s population by examining information about the stature of young men from the ages of 19 to 21 found in the so-called “military recruitment records” compiled in Spain since the last decades of the 18th century and, systematically, since 1857. The choice of the military recruit’s size as an indicator of well-being is supported in modern biomedical growth theories and it is increasingly being contrasted in international economic literature since the 1980s. According to the biomedical investigation, the final size of the individuals reached around the age of 21 reflects the cumulative impact of the net nutritional state, or the food consumed during years of growth, not counting the negative effects of sickness and physical exertion. From this perspective, height presents important advantages with respect to other kinds of measures of the standard of living (productivity per capita, real salaries, or consumption) for the Economy in general and especially for Economic History. The most important is its synthetic nature: together with nutrition, illness, physical deterioration and genetics, height is related to, among other variables, income, income distribution, food prices, available technology, organization of labor, urbanization, population density, hygiene, general state of health, health care, sales of food products, war and climate. In addition, it’s an indicator that’s easily constructed and interpreted due to the abundant information gathered over time. Besides, it measures results, not inputs, allowing the study of the experiences of different socioeconomic groups with a perfectly comparable result on an international scale. It’s also true that stature is as good of an indicator of standard of living the more backward the studied society is because the society cannot further increase its “maximum biological potential.” This is why the anthropometric focus has spreadamong Economic History specialists, making room for Anthropometric History. The intention of this project is to continue on this path started in Spain by way of this new and profitable line of investigation, applying in Extremadura the same methodology already developed in other territories like Levante, Baleares, Andalucia, Canarias, Castilla and Leon, Cataluña and Madrid. The results of this project will be especially interesting for Welfare and Health Economy, Physical Anthropology, Human Biology, Epidemiology and Bromatology.


Comments are closed.